miércoles, 24 de junio de 2015

Pizza a las apuradas, pero todo un caballero

Mmmm ¡Que rico che!

Recién entrando a casa y con hambre y ya era más del mediodía. Entonces le dije a mi esposa... "No te preocupes cocino yo"...

Y 40 minutos más tarde la llamé, no venía y me dí cuenta que se había quedado dormida en el living. Entonces corté una porción de pizza de la parte de tomates, ella odia la cebolla, y se la llevé. 
Le serví agua en un vaso y la desperté y almorzamos tardíamente...







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estas son las comidas que cocinamos en casa.